22/1/08

Gótico Flamígero

También se le conoce con el nombre de Arte de los Reyes Católicos, Isabelino o Hispanoflamenco. En la segunda mitad del S. XV, comienza a verse un sobrecargamiento en la decoración, lo que es síntoma de la riqueza que preside el reinado de los Reyes Católicos, esto hace que los maestros europeos traigan influencias y el arte que se desarrolla en Europa, que es el gótico flamígero.
En España este arte se funde con el mudéjar, muy arraigado en nuestro país, de esta manera se une el recargamiento propio del gótico flamígero con el del propio mudéjar, esto hace que sea diferente al gótico que se da en el norte de Europa y por eso hablamos de gótico hispano-flamenco en España.

Esta mezcla de artes, la podemos ver en la utilización de armaduras de madera unidas a unas decoraciones muy recargadas, incluso en algunos momentos se produce un cierto “horror vacui”.

Los motivos decorativos de este momento se caracterizan por ocultar la estructura y por la repetición rítmica, la aparición de temas heráldicos, cadenas, cordones franciscanos, puntas de diamante, conchas, bolas, medias bolas, rosetas, yugos y flechas, la F y la I (iniciales de los RRCC); además se ve como las cubiertas se van complicando, aparecen las bóvedas caladas y se da la planta de salón.